¿Sacamuelas?

Un tío mío cuando su hija decidió hacerse odontóloga le dijo: “No mijita, pinche sacamuelas no vale, hazte médico de verdad  o mejor quédate en  la casa”. Mi   prima se desilusionó y dejó de ir a la Facultad. Tiempo después, la pobre, siguió Marketing, pero su pasión por su antigua profesión le hizo enamorarse de un dentista. El Puchito– así les decimos muchos ecuatorianos a nuestros tíos- no tuvo más remedio que tragarse la saliva y acostumbrarse a que el yerno le revise las caries.

Discutiendo con mi odontólogo-  hombre de poderosa barba negra, vastas lecturas y extraño anillo de oro en el dedo pulgar- se me aclaró el porqué de esta creencia. A continuación expongo lo que Amadito-  es su nombre real-  me dijo:

“Verás Carlitos, La odontología data de hace 5 mil a.C. La subordinación  que se hace proviene del tiempo en que los  barberos se ocupaban de la salud oral o quizás de las guerras en que se les arrancaba los dientes a los enemigos para hacer collares. Quizás este hecho no se pueda comprobar. Pero, no importa, pues el quid del asunto está en la importancia de la mentira en la actualidad. ¿ Sabes vos acaso Carlos, la importancia de la dentadura?”

Aquí me detengo, pues las explicaciones de Amadito no pueden expresar mi sorpresa. ¡La importancia de la dentadura!. Ahí si me dejó frío, como quien  dice me desempolvo las ideas. Es verdad, el tema tratado con seriedad va más allá de la inconformidad de un padre o de una broma medio graciosa, va lejos, hasta la  piel más sensible del sistema social. Ya uno puede empezar a preguntarse cuánto  sufrimiento da una muela sin curar o cuánto dice   de una sociedad  el hecho de que las bocas de sus ciudadanos estén llenas de dientes podridos.

La odontología es carrera de valor y entrega, pues no es fácil  cuidar  sonrisas en un mundo que no asegura a todos agua potable para lavarse la boca que la guarda. En esto si soy enfático: mil respetos para los odontólogos que no cuidan solo dientes, sino también almas y corazones.

Publicado por Carlos Suntasig Segovia

Anuncios

Acerca de elincisivo

Periódico digital sobre la Facultad de Odontología y servicios generales de la Universidad Central del Ecuador.
Galería | Esta entrada fue publicada en Opinión. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Sacamuelas?

  1. MaCris dijo:

    Ser dentista es cosa seria.
    No cualquiera puede decir: “A ver diga aah…”
    Y el que sea que esté sentado le deje ver en su interior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s